Pintar

Desde siempre miré con envidia a aquellos que eran capaces de reproducir con sus lápices de colores y rotuladores los paisajes de la imaginación.

Plasmar en un papel del block de dibujo una sucesión de trazos. Idas y venidas cambiando colores, ángulos y trazadas. Manos diligentes obedeciendo y reproduciendo con fidelidad la imagen que el cerebro poco a poco iba formando para salir de un mundo secreto y personal al dominio más público. Para mi era directamente imposible. Por más empeño que le ponía, la imagen del interior de mi cabeza era imposible de plasmarse sobre un papel.

Frustración. La misma o similar que con el futbol. Se supone que con 7 años te tiene que gustar el futbol y darle patadas a un balón. A mi, por el contrario el futbol no he gustó nunca (ahora menos). Me gustaba más la música y jugar a inventarme mundos con personajes de éste y otros mundos y montar infinitas versiones del Exin Castillos y los Tentes. (No sólo las versiones que se suponía que se podían montar. No recuerdo el día exacto en que encontré la fotografía. Aquella primera vez que le pegas a un botón y congelas un instante de la vida para siempre. Uno no tiene esa noción de congelar el tiempo hasta que mira el resultado de ese click posteriormente. En aquel instante mágico me di cuenta que yo también podía «pintar» y «dibujar». Sólo había un pega. El coste que suponía, aunque de rebote también aprendí lo importante que era el ahorro. El ahorro económico para poder tener más material y el ahorro de disparos en aquellos carretes de 36 exposiciones.

Luego te haces mayor. Dejas de hacer todas esas cosas con las que disfrutas porque se supone que tienes que crecer, hacerte un ciudadano de provecho y todo eso que ahora, con la perspectiva de los años, me encuentro reinterpretando.

En mi caso particular, salvando el Exin Castillos y los Tentes, con el paso del tiempo volví a retomar aquellas actividades que tanta satisfacción me dieron en su momento. La Música y las Fotos. Hacer música y hacer fotos.

Como buen amante de la tecnología y los ordenadores, me di cuenta pronto de lo importante que fue la fusión de mis dos mundos cuando nació la fotografía digital. Eso y lo que me costó convencer a mi mujer de las ventajas de tener una cámara digital. Me costó tanto convencerla que gracias a Dios, cuando tuve los permisos adecuados la fotos ya se guardaban en tarjetas de memoria en lugar de disquetes. (Recuerdo mi viaje de novios a una pareja en la que él iba disparando y ella llevaba las cajas de disquetes).

Hoy la tecnología ha evolucionado mucho. Los sensores permiten sacar fotos en condiciones de luz inimaginables hace muy poco tiempo, la electrónica permite unos niveles de precisión y control impresionantes. Los programas de edición permiten manejar las imágenes cada vez más grandes y complejas de una forma totalmente sencilla.

Pero hay una cosa que no ha cambiado. El resultado siempre va a depender de la imaginación del humano detrás de la cámara, de su interpretación de la escena, de cómo dibujarla y pintarla para que el mundo sea capaz de ver lo mismo que el artista. Una visión particular nuestra que compartimos con el mundo y que te puede gustar más o menos. A fin de cuentas eso no es lo importante. Lo importante es sorprenderse a uno mismo y a los demás con escenas e imágenes que partiendo de ingredientes básicos, se combinan de una forma única en un momento y lugar determinados.

Mi visión y mi interpretación.

Para la imagen del post esta fue mi interpretación.

Ingredientes.

  • Canon 400D
  • Sigma 12-24mm F/4,5-5,6
  • Distancia focal: 12mm
  • ISO: 100
  • Apertura: F22
  • Tiempo de exposición: 120 seg

 

Procesado.

  • Adobe Lightroom: Conversión a DNG, Recorte, Ajustes básicos.
  • Topaz Clarity: Destacar colores del mar de nubes y detalles de las rocas y el ciello.
  • Topaz Denoise: Eliminar ruido del cielo y otras áreas.
About the Author:


Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies